Si no se garantizaron tus entregas a cuenta de la compra de vivienda, las Entidades Financieras son responsables. Somos pioneros en este tipo de reclamaciones.

Llámanos:
913 554 822
Escríbenos:
info@abogadocooperativas.com
Visítanos:
C/ Alonso Heredia, 26 1º B 28028 Madrid
Contacta:

La Ley 57/1968 sobre percibo de cantidades anticipadas en la construcción y venta de viviendas, imponía la obligación de Cooperativas de Viviendas y Promotores Inmobiliarios de contratar una póliza de afianzamiento de cantidades entregadas a cuenta para la adquisición de vivienda.

No obstante, fueron muchos las Cooperativas de Viviendas y Promotores que no contrataron la póliza de afianzamiento de cantidades aportadas, lo que ha provocado que en caso de fracaso del proyecto o incumplimiento de los plazos de construcción y venta de vivienda, no exista una aseguradora a la que reclamar.

Afortunadamente, el Tribunal Supremo ha establecido recientemente la obligación de reembolso por parte de las entidades financieras de las aportaciones para compra de vivienda, siempre que como consecuencia de la no contratación del seguro de afianzamiento de cantidades aportadas para la compra de vivienda, el afectado pierda sus ahorros.

Dicha responsabilidad deriva del artículo 1 de la ley 57/68, cuando establece que las aportaciones a una cooperativa de viviendas o promotor deben realizarse en una cuenta especial o depósito en Entidad Bancaria, para cuya apertura y “bajo su responsabilidad, exigirá la garantía”.

Si las aportaciones nunca llegaron a estar garantizadas, se habría producido por parte de las entidades financieras una actitud negligente al no verificar en el momento de apertura de las cuentas, que se habían formalizado los seguros preceptivos en base a la ley referenciada.

Por tanto, la Ley estableció un doble sistema de garantía para evitar la pérdida de las cantidades entregadas a cuenta de la compra de vivienda y aportaciones a cooperativa de viviendas.

De este modo y para el caso de que la Cooperativa pretendiera incumplir con la obligación de asegurar las aportaciones realizadas por los cooperativistas, no sería posible ingresarlas en una cuenta bancaria (puesto que la entidad no permitiría su contratación de no aportarle previamente la correspondiente póliza de afianzamiento de cantidades).

Si la cuenta se abrió por la Entidad Bancaria sin la aportación del correspondiente seguro de afianzamiento de cantidades aportadas, y como consecuencia de su no contratación, el cooperativista o comprador de vivienda pierde sus aportaciones, será responsable de su devolución.

Esta es la interpretación jurídica que de la Ley viene realizando Petris Gestión&Abogados desde hace años. El Tribunal ha estimado dicha interpretación, sentando Jurisprudencia y estableciendo la obligada devolución de aportaciones para la adquisición y compra de vivienda por las Entidades Financieras.

Solicita información sin compromiso


¡Llámanos sin compromiso!